Páginas vistas en total

martes, 30 de julio de 2013

Rías Baixas

Con este micro participo en microrrelatos de abogados este mes.

Palabras obligatorias: 

sargento, bogavante, azafato, audiencia, pasajero

Rías Baixas,

Cójase una esposa despechada. Añádase un bogavante, a ser posible, de la ría. Un marido liado con una azafata. Raticida. Agítese y sírvase.
El resultado ya se lo imaginan. El marido en la UCI. La azafata desaparecida. Y la esposa rogándome que defienda lo indefendible. Sobre todo después de su confesión ante el sargento.
Yo, que cuando empecé la carrera, me veía como juez estrella en la Audiencia Nacional, no puedo aceptar un caso que acabará con mi impecable reputación como penalista. Siempre rechazo los casos imposibles.
-        -   IM-PO-SI-BLE- le repito.
-        -   Lo harás. En primer lugar porque sabes que la culpa es de ese malnacido. ¡Treinta años de matrimonio tirados a la basura por un idilio pasajero! En segundo lugar porque soy tu madre. Y en tercer y último lugar….
Dirigió su mirada a mi plato.
Escupí los restos de empanada de zamburiñas.
De la ría.

Apuesto que sí.

11 comentarios:

  1. jajaja, genial, Arantza, las palabras obligatorias muy bien toreadas y el engaño y la infidelidad y el quiebro con la madre y el juez el hijo aún comiendo de su comida.. jajaja
    Sencillamente como siempre tuyos, especiales y con una personalidad propia.
    Aunque por decir digo que o espeso ando o las líneas finales no las cojo del todo.
    Mucha suerte

    ResponderEliminar
  2. Y otra cosa, puedes decirme si en el de Relatos de viajes de la ser se pueden mandar más de un relato??
    Gracias por la info por adelantado.
    Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno.pretendía decir que la empanada también estaba envenenada. Pero veo que no lo he logrado. No me gusta mucho este relato. Se me empacho el bogavante.
      Por cierto las normas son las mismas, en la ser, así que puedes enviar todos los que quieras. Me alegro de quite estés tan inspirado!!!

      Eliminar
    2. ok pues perdona mi espesura no entendí lo del envenamiento. Mejor ahora.

      Por cierto ya lo tienes publicado en la web de abogados, el mío como siempre de momento ni aparece, jajajaj.
      Y claramente a la fecha que estamos ya ni aparecerá.Así que suerte mucha en abogados. El mío lo publico ya en la web.
      Abrazos y suerteee

      Eliminar
    3. Gracias, que ilusión. No lo había visto. No me lo esperaba. Lo envíe el lunes 29, pensé que ni lo habían leído.
      Paciencia maestro Montesinos. Los juristas somos muy nuestros......

      Eliminar
  3. Con las madres no se discute, eso hasta un abogado lo sabe, je je.

    Buena propuesta Arantza (hasta te valdría para el ENTC de este mes, je je), suerte.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, no lo había pensado. Casi me gusta más mi novia cadáver. De hecho, me gusta tan poco este relato quite seguro que lo eligen!!!!

      Eliminar
  4. Pues a mí me ha gustado y mucho. Original y divertido y las palabras obligatorias nada forzadas. Igual todavía lo eligen.

    :) Besos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias Yolanda, al final si que lo han seleccionado, cumpliendo la máxima que tu y yo conocemos tan bien. Si lo detestamos, triunfará. Jajajajaja.
    Gracias por pasar por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien! Ya me extrañaba que no estuviera. Bueno a ver si se cumple eso que dicen en mi pueblo: "a la tercera va la vencida", suerte campeona.

      Eliminar
  6. Jajajaja, qué bien os lo habéis pasado mientras yo desembalaba cajas y más cajas con objetos acumulados desde hacía años. Pero esto ha acabado, editora mía: ya tengo Internet, y me lo voy a pasar en grande con relatos como este, tanm llenos de delicias envenenadas.
    Un beso
    Juan M

    ResponderEliminar