Páginas vistas en total

lunes, 14 de enero de 2019

ME GUSTA CONTAR

Me gusta contar historias. Y me gusta que las leáis. Que os gusten. Que le gusten a los jurados. Un placer volver a entrar en el libro de La Microbiblioteca, que ha seleccionado este microrrelato que habla de gente que no tiene nada más que hacer que contar los segundos para que la vida pase. Porque no les pasa nada. Me permitís ilustrarlo con un cuadro de mi hija, que es la talentosa de la familia.

Cuadro de Xoana Penas


Ábaco

Un, dos, tres, cuatro, sesenta. Un minuto, dos, tres… siete. Al dente. Saco los espaguetis del fuego. Llegarás en ocho minutos. Preparo la salsa. Tomate. Orégano. Pongo la mesa. Descuento. Cuatro, tres, dos, uno.  Tres timbrazos. Dos besos. Un abrazo. Me gusta contar. Aunque solo en las colas del supermercado hay paz. En la del médico huele a rabia y a desinfectante. Vivir es contar. Un, dos tres, cuatro, sesenta y vuelta a empezar. Un minuto, dos, sesenta. Una hora, dos tres, veinticuatro. Un día, dos, tres, treinta. Un mes. Una regla, otra regla. Un año, otro, treinta y nueve.
¿En qué piensas?
En nada.
Pienso en que la salsa solo lleva tomate. Me tocó el veintiocho en la carnicería. Los números rojos se deslizaban lentos. Diecisiete, dieciocho, diecinueve. Eran las dos menos diez. Salen a y cuarto. Veintiuno. Ya eran las dos. Solté la cesta. Corrí. Dos y diez. Me paré ante el colegio. Escuché el timbre. Se abrieron las puertas. Un niño, dos, tres, veinte, cincuenta, doscientos.
¿En qué piensas?
En nada.
Pienso en cómo desaparecen, día a día, uno a uno, con sus manitas aferradas a las de sus padres. Doscientos, cien, cincuenta, veinte, dos, uno.
Cero.
Nunca sobra ninguno.

1 comentario:

  1. Me gusta el recurso de la enumeración. Le imprime ritmo al relato; incluso parece que genere un poco de ansiedad tanto contar. Y es que no estoy de acuerdo contigo, como dices en la introducción, en que hay personas que cuentan porque no tienen otra cosa que hacer porque no les pasa nada. Muchas veces es la sociedad la que nos induce a cuantificar, a intentar tenerlo todo bajo control, para aprovechar mejor el tiempo y ser más productivos.

    ResponderEliminar